Hilando Fino | Juan Raro, el Madrid de Lavapiés
22025
post-template-default,single,single-post,postid-22025,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Juan Raro, el Madrid de Lavapiés

Juan Raro, el Madrid de Lavapiés

ojos-y-bombilla

 

El placer de un Madrid renovado, un paseo internacional en el que la cultura, el arte y la gastronomía se dan cita en una tarde por Lavapiés.

Hoy me siento a reflexionar sobre una idea que los amantes de la creatividad entenderán perfectamente, la importancia que tienen los estímulos externos para los que nos dedicamos a este mundo tan competitivo como es el de la publicidad y el diseño.

Es tan efímero y etéreo como lo son las modas y las tendencias. Atractivamente fugaz, altamente contagioso y viral. Yo misma vivo esta dicotomía día a día, en la que algo me gusta y no me emociona al mismo tiempo, esa nueva moda que no sé si la quiero o si es porque me dicen que la quiera, esa era en la que la tipografía que hoy es la bomba, mañana ya no tiene cabida porque se han dejado de llevar las grafías manuscritas, o simplemente me he cansado de verlas allá donde miro.

Los colores, las geometrías, los estilos, tratan de buscar nuevas formas y contenidos para adaptarse a un mundo que cada vez va más deprisa, y en el que cada día que pasa estamos más cerca de la otra punta del planeta. British style en pleno Madrid castizo, American style en pleno centro de Valladolid, ya no hay barreras, no sé si es bueno o malo, pero si eso supone un paso para abrir las mentes le doy un +1 a cierra ojos.

Sé que llegados a este punto he liado un poco la madeja, pero son pensamientos que se me vienen a la cabeza una tarde de sábado, disfrutando de la vida bajo el sol en buena compañía, paseando por el barrio de Lavapiés que, hoy en día, nada tiene que envidiar a muchos otros. Un domingo por las calles de Shoreditch, y salvando las distancias, se me ocurre hasta intentar comparar ese vibe que se siente últimamente en cada esquina de Lavapiés.

Totalmente a la altura de otros lugares de moda europeos, sentí esa sensación de querer hacer fotos a todo, entrar a respirar el ambiente de cada lugar y disfrutar de una buena copa de vino con una entretenida conversación, y es que cada día hay más lugares con encanto en nuestro querido Madrid.

Finalmente me decidí a pasar un buen rato en un lugar que ya llama la atención desde el propio nombre: Juan Raro.

 

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 10.53.06

Imagen: Juan Raro

 

Fantástico ambiente, en el que disfrutar de una buena cena, o simplemente una copa. Una decoración atrevida, en la que el arte y la cultura se encuentran en primer plano, llaman la atención elementos arquitectónicos tradicionales en perfecta estabilidad con elementos curiosos, incluso obras de César Carrión (Ze Carrión) y Toni Arribas (El rey de la Ruina), me encanta.

Paredes de ladrillo visto, elementos decorativos singulares, una conjugación perfecta para pasar un rato estupendo entre amigos, y más ahora que empieza el buen tiempo y que se ha dado por estrenada la temporada de ‘terraceo’.

 

sala-cuadros

Imagen: Juan Raro

 

JUAN RARO

Imagen: Juan Raro

 

Me gustan los melting pot, encontrar todo tipo de personas en cada lugar que visito, conocer historias, los sitios que invitan a despertar la mente y sirven de espacio para compartir arte y cultura, Juan Raro lo es, Lavapiés lo es. Ese es el Madrid de hoy, más europeo que nunca mirando hacia el futuro.

 

futuro

 

Es tiempo de sol… es tiempo de creatividad… ¡Hasta pronto! #laschicasdeldiseño

 

No hay Comentarios

Escribe un comentario